viernes, 14 de agosto de 2009

Vacaciones!!!!!!!!


Me voy unos quince días de vacaciones, así que probablemente no pueda volver a escribir hasta que esté de vuelta. Ahora, siempre que tenga oportunidad de tener Internet, leeré todos los blogs, para saber de vosotros y si por suerte hay novedades en ellos. Ya os contaré como las he pasado, de momento a lo que aspiro es a relajarme, disfrutar y coger energía positiva para empezar con fuerzas de nuevo en el curro, y a ver, si en la ecai tuvieran novedades, y necesito también las fuerzas para empezar papeleos de nuevo. Ayer llamé y siguen igual, sin saber nada. Ojala mis peques pudieran estar aquí, en la playa pasándoselo bien y disfrutando con nosotros del verano,, así que espero que el verano que viene me vea comprando flotadores, manguitos, protectores solares de pantalla total para niños, chanclas, bañadores, etc... es que se me van los ojos con tanta monería para ellos. Además ¡os imagináis sus caritas cuando vean el mar y aprendan a nadar o a hacer castillos en la arena!, cada vez que veo a niños de las edades que posiblemente tengan los mios jugando en la playa le digo a Joaquín: ya mismo estamos nosotros así, y el me dice: que ganas tengo ya de que estén aquí. Así que imaginaros cual va a ser mi deseo este verano. Muchos besos y abrazos a todos y nos vemos en septiembre. Que disfrutéis del verano estéis donde estéis.
"Deseo: Luna protegeme a mis luceros, tú que los ves y haz que pronto estén con nosotros".

jueves, 13 de agosto de 2009

Noticia del Periódico, El Ideal de granada


La adopción de niños rusos supera ya la de chinos entre las familias granadinas
En lo que va de año se han tramitado 29 solicitudes a través de la Junta El tiempo estimado para acoger un niño en un hogar es de entre uno y dos años

Los granadinos han efectuado en lo que va de año un total de 29 adopciones internacionales, de ellas casi la mitad de las solicitudes se han concentrado en Rusia, seguido de otros lugares como China o Etiopía. El tiempo estimado para adoptar a un niño procedente del extranjero es de entre uno y dos años, en función de las facilidades que ofrezca el país de origen.

El pasado año se efectuaron en la provincia un total de 55 adopciones de niños procedentes del extranjero, especialmente de China, un total de 27, y Rusia (16), seguido de otros países como Ucrania (3) o Nepal (2), según los datos cedidos a Europa Press por la Delegación Provincial para la Igualdad y Bienestar Social.

En lo que llevamos de año, la mayoría de las solicitudes de adopción se concentran en Rusia (12), China (7) y Etiopía (7), a pesar de que estos dos primeros países imponen diversos requisitos para asignar los menores a las familias.

El hecho de que países como China establezcan requisitos muy concretos a las familias solicitantes para poder hacer efectiva la adopción -como no ser una familia monoparental, contar con un determinado nivel de estudios o no tener obesidad- no disuade a las familias granadinas, «que cuando solicitan una adopción internacional tienen muy claro de dónde prefieren que proceda el menor».

Culturas

La delegada para la Igualdad y bienestar Social de la Junta en Granada, Magdalena Sánchez, informó de que la mayoría de las familias andaluzas suelen dirigirse a China y Rusia «más por condicionamientos culturales que por la rapidez con la que se pueda tramitar la adopción o por los requisitos que exija el país de origen». Preguntada sobre la posibilidad de agilizar el tiempo medio estimado para adoptar a un menor extranjero -entre uno y dos años- la delegada explicó que se trata de un proceso complejo, «ya que en última instancia dependemos de que la tramitación se haga efectiva en el país de origen» y añadió que las adopciones nacionales tardan más porque hay «menos niños».

«Se han dado casos en que hemos iniciado una solicitud y al final el país de origen no lo ha aceptado por lo que tenemos que empezar de nuevo, no obstante, tratamos de agilizar el proceso mediante la dotación de los servicios y el personal adecuado de modo que los pasos burocráticos sean los más ágiles posibles», explicó.

martes, 11 de agosto de 2009

Fin de semana de sensaciones


Hace mucho mucho tiempo que mis hijos ocupan mi mente en todo momento. Todo lo hago y pienso por ellos. Este fin de semana, hemos estado en casa de nuestros amigos Joaquín y Melani. Vuestras primas estaban para comérselas, deseando de que estéis aquí para jugar todos juntos. Cuando estoy con ellos os imagino en todo momento, jugando con Rocío y Paula, jugando en la piscina, o al escondite, Viendo dibujos, en fin un montón de cosas que estoy deseando veros hacer. Cuando tenía a Paula en mi brazos pensaba que tu mi pequeñin es posible que tengas su edad, y cuando veía a Rocío con dos añitos y medio, seguramente la edad que tengas ahora mi príncipe o princesa, pensaba en tus gestos y tu risa que estoy deseando escuchar. No tengo palabras lo suficientemente profundas para expresar todo lo que siento. Por las noches cuando sueño con vosotros soy muy muy feliz, os abrazo y no puedo describir con palabras mis sentimientos. Estamos deseando que estéis aquí. Oír vuestras risas, acunaros por las noches, consolaros cuando tengáis miedos, enseñaros el mundo y descubráis cosas nuevas y ver vuestro asombro, contestar vuestras preguntas. Estar siempre que me necesitéis mis tesoros.
Cada vez que pienso en las vacaciones deseo que sean las últimas sin vosotros. Hay días en que estoy más animada y la ilusión y esperanza me tiene tranquila, otros como anoche me derrumbo, y no paro de llorar, me siento impotente y sé que tengo que ser fuerte pero hay veces en que quisiera que todo fuera más deprisa y.... Ya me dijeron que en este "embarazo" habría días en los que estaría viéndolo todo positivamente y otros en los que me volvería loca. La terapia que he encontrado es escribir y escribir, y eso me hace que la espera la lleve mejor. Lo dicho, piensa en positivo y atraerás lo positivo.
Desde donde estéis sentid mi amor peques, os quiere con todo su corazón mamá.

viernes, 7 de agosto de 2009

Una semana para las vacaciones

Si!!!!! ya sólo me quedan siete días para las ansiadas vacaciones. Este finde me quedo en casa para quedar con todos los amigos, antes de irnos. Llevo una semana de trabajo estresante y todavía me queda otra por el estilo, pero con ilusión porque después estará mi merecido descanso. Ojala fueran las últimas vacaciones sin nuestros peques, o por lo menos que estemos con asignación y viajes para ir a por ellos.
Hace un rato cuando he salido del trabajo, para tomarme algo fresquito en la cafetería de al lado (hace una calor impresionante en mi oficina), me he encontrado con una familia y su bombón de chocolate de dos añitos, era una bollilla con sus pelitos rizaditos y un pañal enorme, y una camiseta de tirantes verde llena de helado, estaba para comérselo. Llevan con él ocho meses, se lo dieron con dieciséis mesecitos. Y como no me he tomado la horchata corriendo para ir a verlo. Y he estado con la familia hablando y me han contado todo su proceso en Mali, tan sólo han tardado un año y dos meses desde que empezaron a adoptar, que suerte han tenido. El pequeñin se llama Javier y es muy collejo, no paraba de reír, de correr de un lado para otro y a todos nos quería coger de la mano para que lo sacáramos a la calle. Ha sido un rato muy agradable, porque cuando ves a familias con sus niños ya en casa junto a ellos y felices, sabes que al final todo llega. Sólo que unos van más rápidos por circunstancias que se les ponen a favor y otros tardan un poquito más, pero al final todo llega. Piensa en positivo y atraerás lo positivo . Hoy soy muy feliz porque he tenido esta experiencia y me ha emocionado mucho, el hablar de mi adopción llamando a mis peques mis hijos, porque aunque no estén todavía aquí ya nos une el destino y nosotros somos sus padres. Ojala el destino pronto nos una para siempre a los cuatro.
Todavía no sabemos si nos iremos de viaje algún sitio o si nos quedaremos los quince días en la playa.
Buen fin de semana a todos, espero que disfrutéis a tope o descanséis, según necesitéis.

martes, 4 de agosto de 2009

Aprender a leer ruso en diez minutos ( y no morir en el intento)



En septiembre empezamos a aprender ruso en la escuela de lenguas europeas de Granada. Mientras, hemos decidido empezar a repasar por nuestra cuenta y quiero decir que no será nada fácil, pero seguro que nos acordaremos cuando estemos allí. Además nuestros peques seguro vienen hablando ruso y será mucho más fácil si sabemos el idioma, o al menos nos defenderemos.

lunes, 3 de agosto de 2009

Reflexiones

Después de leer todos vuestros comentarios de la entrada anterior (sentimientos), tengo que hacer unas reflexiónes. Lo primero es daros las gracias a todos por vuestros comentarios y vuestra ayuda, no os podéis ni imaginar el apoyo tan grande que sois para mi.
Lo segundo es que me voy a quedar con un poco de cada uno, ya que todos son valiosos y basados en la experiencia y he visto importante poner una parte de ellos en esta entrada, para que todo el que la lea le pueda servirle de ayuda en un momento concreto como me ha servido a mi. Aquí pongo un poco de vuestra sabiduría y experiencia:

- "No nos podemos enfadar por esos comentarios. Debemos aprender a ignorarlos o a contestar sin subir el tono. Algún día nuestros hijos estarán delante y no podemos permitirnos un berrinche."

-" Esos comentarios son los que nos hacen estar muy por encima de los sentimientos de esas personas, que van a pasar por este mundo sin saber lo más bonito : que se puede amar a una persona sin conocerla".

- "A todos los que estamos en este proceso nos tiene que dar igual, van a tener unas mamás magnificas! y unos papás que ni te cuento!" .

- "Hoy ya no nos paramos a dar explicaciones; hay mucha ignorancia en los sentimientos de las personas".


Y uno muy especial para mí que me emocioné cuando lo leí y al cual lo tengo que tener en consideración especial, dado la experiencia y vivencias de quien me lo ha escrito.

- "Debes aprender a que no te afecten negativamente los comentarios de los demás, por el bien de tus futuros hijos. Además piensa que esas personas serán sus abuelos o sus tío y ellos desde la inocencia de su infancia los van a querer".

Y por supuesto eso es lo que yo quiero, que mis hijos crezcan en un ambiente sano y lleno de amor, quiero ante todo que sean muy felices y eso incluye que nosotros como padres hagamos todo lo posible para que eso sea así.

¡Y claro que voy a hablar a mis niños de ti!, ya que sin tu contribución todo esto no sería posible. Además, en cuanto mis niños estén aquí os los llevaré para que los conozcáis. Ellos te conocerán como una de las protagonistas de su cuento, ya que estoy escribiéndole una historia preciosa sobre la aventura de convertirnos en familia los cuatro.

Es cierto que no se puede pretender gustar a todo el mundo ni que comprendan lo que no pueden o quieren comprender. Y mucho menos que lo lleguen a sentir como nosotros.